lunes, 3 de noviembre de 2014

24 de Octubre: Día Internacional de las Bibliotecas Escolares



Aprovechando que el tema a tratar en nuestra Biblioteca CUMPLASA es “Luces, cámara, acción”, qué mejor manera de celebrarlo que con un cortometraje realizado por nuestro querido y polifacético Emilio Aragón.

Este se titula “La Flor más grande del mundo” y corresponde a un cuento de literatura infantil escrito por el escritor y Premio Nobel JOSÉ SARAMAGO. En el corto, podemos además disfrutar de la voz y el personaje de Saramago.

Mirad qué atentos estaban los pequeños del cole:



Aquí podéis verlo:

video



Los alumnos de 6º curso, nos introdujeron a la vida del autor, narrándonos brevemente su biografía:








 




A continuación, los alumnos de Infantil fueron pegando los pétalos de la flor que habían  decorado con sus huellas.




Los alumnos de 1º y 2º, construyeron la flor leyendo cada inicial de su apellido,  con aspectos de su vida y obra:
 
"La s de sabio, ya que con sus palabras nos enseña  a pensar.
La a de autor de muchos libros, por los que ganó sobre todo muchos lectores y también el premio Nobel
La r de rebelde ante las injusticias entre las personas y  en la sociedad
La a de ávido lector, que le encantaba ir a la biblioteca pública a leer.
La m de mejor portugués que amaba a su tierra aunque tuvo que marchar de ella.
La a de auténtico porque decía lo que pensaba siempre con respeto.
La g de genial, ya que saliendo de la pobreza nos enriqueció a todos con sus pensamientos.
La o de orgullo, para todos nosotros de poder escucharle y leer sus libros para siempre."



 



























Los alumnos de 3º y 4º curso, leyeron una de las poesías más emotivas del autor, con imágenes y música de fondo:


"Frecuentemente me preguntan que cuántos años tengo…

 ¡Qué importa eso! Tengo la edad que quiero y siento.


La edad en que puedo gritar sin miedo lo que pienso.


Hacer lo que deseo, sin miedo al fracaso, o lo desconocido.


Pues tengo la experiencia de los años vividos

y la fuerza de la convicción de mis deseos.

 

¡Qué importa cuántos años tengo! No quiero pensar en ello.


Unos dicen que ya soy viejo y otros que estoy en el apogeo.



Pero no es la edad que tengo, ni lo que la gente dice,

 sino lo que mi corazón siente y mi cerebro dicte.

 

 Tengo los años necesarios para gritar lo que pienso,


 para hacer lo que quiero, para reconocer yerros viejos,


 rectificar caminos y atesorar éxitos.




Ahora no tienen por qué decir: 
 Eres muy joven, no lo lograrás.

Eres muy viejo, ya no podrás.



Tengo la edad en que las cosas se miran con más calma,

 pero con el interés de seguir creciendo.

 Tengo los años en que los sueños se empiezan a acariciar con los dedos,

 y las ilusiones se convierten en esperanza.

  

Tengo los años en que el amor a veces es una loca llamarada,

ansiosa  de consumirse en el fuego de una pasión deseada.

  Y otras en un remanso de paz, como el atardecer en la playa.



 ¿Que cuántos años tengo?  

No necesito marcarlos con un número,

  pues mis anhelos alcanzados, mis triunfos obtenidos,

 las lágrimas que por el camino derramé al ver mis ilusiones rotas..

  valen mucho más que eso.



¡Qué importa si cumplo veinte, cuarenta, o sesenta!.

 Lo que importa es la edad que siento.

 Tengo los años que necesito para vivir libre y sin miedos.

Para seguir sin temor por el sendero, 
pues llevo conmigo la experiencia adquirida  y la fuerza de mis anhelos.



¿Qué cuantos años tengo?

¡Eso a quién le importa!


Tengo los años necesarios para perder ya el miedo

y hacer lo que quiero y siento.



Qué importa cuántos años tengo, o cuántos espero,

si con los años que tengo

¡aprendí a querer lo necesario y a tomar sólo lo bueno!"

  JOSÉ SARAMAGO


También decoraron la biblioteca con una impresión gráfica del autor coloreada por ellos.











Terminamos la celebración, con un homenáje poético del autor hacia los hijos. Los alumnos de 6º le pusieron voz y emoción al texto:





"Hijo es un ser que Dios nos prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y, de nosotros, aprender a tener coraje.
Sí. ¡Eso es!
Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado.
¿Perder? ¿Cómo? ¿No es nuestro? Fue apenas un préstamo... El más preciado y maravilloso préstamo ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por sí mismos: luego le pertenecen a la vida, al destino y a sus propias familias.
Dios bendiga siempre a nuestros hijos pues a nosotros ya nos bendijo con ellos. "



Dado que el cuento de la Flor más grande del Mundo, encierra el valor de la solidaridad, todos los niños y maestros estuvimos reflexionando y viendo de qué manera habíamos celebrado el día de la solidaridad en cada una de las localidades del CRA (vosotros también podéis verlo, en entradas anteriores del blog).



También celebramos el día de las Bibliotecas en las Actividades Formativas:
La compañera Gema y los alumnos de Fomento de la Lectura, que vienen por las tardes, han estado leyendo textos de diferentes películas de Disney: Peter Pan, 101 Dálmatas, Los Aristogatos..... y posteriormente han realizado estas maravillosas CLAQUETAS de cine que han decorado la antesala de nuestras bibiliotecas, un mundo de película.

Daniel en Santa Marta
Biblioteca Plasenzuela
 
Porche de entrada a la biblioteca de La Cumbre




No hay comentarios:

Publicar un comentario